http://www.mspointscodes.com/?i=1405848

sevilla

cabalache

Pon tu anuncio gratis

Sevilla

Andalucia


Pinchar imagenes






uando en la vida de las personas ha ocurrido un acontecimiento de mucha importancia para toda la humanidad y las formas de vivir han cambiado, los historiadores dicen que ha finalizado una época y ha comenzado otra.
Así finalizó la Prehistoria y comenzó la Historia: cuando el ser humano descubrió la escritura y pudo dejar por escrito la narración de los acontecimientos que le ocurrieron. Gracias a los textos escritos que han ido dejando, podemos saber con mayor exactitud qué es lo que ocurrió en el pasado.
Las etapas en las que se ha dividido la Historia y los acontecimientos que lo han causado son las siguientes:

1. Edad Antigua: desde la aparición de la escritura hace unos 3.000 años, hasta la finalización del Imperio Romano en el año 476 después de Cristo.
2. Edad Media: desde el año 476 hasta el descubrimiento de América en 1.492.
3. Edad Moderna: desde el descubrimiento de América hasta la Revolución francesa en 1.789.
4. Edad Contemporánea: desde la Revolución francesa hasta la actualidad.



Ver mapa más grande

Almeria












Catedral-Fortaleza de Almería.

El lugar que ocupa la actual provincia de Almería es, en palabras del prestigioso historiador y arqueólogo Luis Siret, "un impresionante museo natural". Ello se explica, en principio, por las tres culturas neolíticas que se dan en el territorio de la provincia, hecho que es único en nuestro continente: la de Almería, la de Los Millares y la de El Argar, con su aportación a la cultura campaniforme y celta. En el periodo clásico, son muchas las poblaciones íberas y las colonias fenicias y cartaginesas que cobran importancia en Almería. Es destacable la importancia de varias poblaciones ya en la Roma clásica, como las de Urci (junto a la capital), Abdera (Adra), Murgi (El Ejido), Baria (Vera) o Tagilis (Tíjola). El puerto de la actual capital de Almería (Portus Magnus) ya era explotado y apreciado por los comerciantes del Lacio.

Para remontarse a su fundacíón, hay que decir que Bayyana, en el día de hoy el pueblo de Pechina situado en las orillas del río Andarax, era la capital de la Cora, teniendo su auge entre el siglo IX hasta mediados del siglo X. Tras el ataque de Fatimí al arrabal de Bayyana, es cuando Abderramán III decide en el 955 amurallar el poblado primitivo de la ciudad , La Medina, que se había formado alrededor de la atalaya, Bayyana - Almariyat (la atalaya que la importante República de Pechina tenía en la costa), nace la ciudad, la cual mandó edificar una fortaleza para defensa de la ciudad). Almería era una población total y radicalmente islámica. La Almería musulmana llegó a ser una ciudad grandiosa. Después de Córdoba, era la ciudad más influyente y próspera de la península y una de las más ricas de todo el orbe islámico. Con posterioridad, en el año 965, se construye una Mezquita Mayor como lugar de oración y recogimiento. El almirante de la flota, que residía en Almería, era de facto el segundo poder en la España de la época y tenía a su disposición un número de 300 naves que fondeaban en el puerto, el más importante del califato. Ibn Maymun fue el más grande de estos almirantes de Almería, al que Almanzor envenenó, envidioso de su poder.



Ver mapa más grande

Granada















Historia de Granada

A la hora de contar la historia de Granada, se pueden hacer cuantas divisiones se quieran y se pueden establecer antecedentes, suposiciones, consecuencias, lecciones, explicaciones, etc. de todo tipo. En estas páginas no pretendemos sentar cátedra sobre nada ni nos atribuimos ninguna de las informaciones que aquí se dan, las cuales se han obtenido en otras fuentes.
Lo único que aquí intentamos es hacer un pequeño resumen de la historia de esta provincia y de su capital que sirva para, en unos minutos, tener una idea aproximada de cuál ha sido el camino que nos ha traído hasta donde estamos.

Granada antigua
La fundación de la ciudad puede buscarse en muy perdidos restos arqueológicos o en las leyendas, que atribuyen esta tarea a una hija de Noé o tal vez a una de Hércules, de nobre Granata. Como todas las ciudades del sur de España, Granada tiene un pasado ibero y romano. De esta época sobresalen la existencia de San Cecilio, a la postre patrón de la ciudad, y la celebración en el año 300 del Concilio de Elvira.

Granada musulmana
Con la llegada de los musulmanes a la Península Ibérica, Granada vivirá su época de máximo esplendor, que comienza con su traslado, cerro arriba, desde la antigua Elvira hacia las más seguras y defendibles laderas del Albaicín alrededor del año 1000. Dos siglos más tarde, Ibn al-Ahmar, fundó la nueva dinastía de los Nazaríes que se encargaría de levantar la ciudadela de la Alhambra y que mantendría a Granada como capital de su reino.

Granada renacentista

La conquista de la ciudad por los Reyes Católicos abre una nueva época de esplendor y de conflictos para Granada que alcanza su climax en 1571 con la expulsión de los moriscos sublevados y la llegada de nuevos cristianos que convierten la capital en un puro espectácuulo barroco y contrarreformista: las bases de la decadencia venidera estaban sentadas para los siglos venideros.
(En preparación)
Granada moderna

A partir de las sucesivas desamortizaciones del siglo XIX empiezan a producirse en Granada interesantes fenómenos urbanísticos e industriales que dan lugar al trazado de la ciudad moderna sobre el eje Gran Vía-Paseo del Salón (previo arrasamiento del viejo barrio árabe la Mezquita Mayor) y la aparición de una nueva e incipiente burguesía encabezada por el visionario Duque de San Pedro de Galatino.
(En preparación)
Granada contemporánea

A partir de los años cincuenta empieza a generarse la parte de la ciudad funcional y fea (en la que vive el 70% de los granadinos) que culmina con el levantamiento del Camino de Ronda y el Barrio del Zaidín, montones de bloques enconados unos contra otros y construidos antes de que exitiesen las propias calles o cualquier mínimo signo de infraestructuras; se trataba de especular al máximo y en eso los granadinos demostraron enormes dotes.
(En preparación)



Ver mapa más grande

Malaga








Historia

La ciudad fue fundada por los fenicios, que se desplazaron hasta Málaga por la abundancia de metales (plata y cobre, sobre todo) que necesitaban par sus intercambios comerciales.
El nombre primitivo de este asentamiento fue "Mlk" que significa factoría (de pescado, se supone). De ahí viene uno de los nombres antiguos que se dio a Málaga: Malaka. El periodo fenicio tuvo una duración del 770 al 550 antes de Cristo.

Nabucodonosor conquista los territorios fenicios, con lo que Málaga pasa a ser sobre el 570 a.c. dominada por los cartagineses, que pretendían quedarse con el comercio fenicio.

Pero en el año 218 a.c. son los romanos quienes, esta vez, derrotan a los cartagineses en las guerras púnicas, conquistando la península ibérica. Los romanos comienzan la construcción de obras importantes. La dinastía Flavia comienza el Puerto de Málaga y con Augusto se construye el Teatro Romano. Es el emperador Tito, de la familia Flavia, quien concederá a Málaga los privilegios de municipio.

Los patrones de Málaga, San Ciriaco y Santa Paula, sufrieron martirio en el lecho del río Guadalmedina donde fueron lapidados a comienzos del siglo IV (18 de junio). Otra versión existente cuenta que fueron aprisionados y trasladados a Cartago, donde murieron.

La decadencia romana da paso a la dominación de los pueblos germanos, que sobre el año 411 arrasaron las costas malagueñas.

Con la intención de reconstruir el imperio romano, el emperador bizantino Justiniano (527-565) conquista, entre otros territorios, Málaga, que será abandonada sobre el año 623 debido a presiones visigodas.

En el año 711 la península comienza un largo período de dominación musulmana.

Es el año 1089 cuando los almarávides son llamados por los Reinos de Taifas para solucionar problemas rivales, quedándose en Andalucía y arrebatándo el domino a los regentes musulmanes.

Hasta 1.143 no son expulsados de Málaga, donde, años más tarde gobernaría Ibn Hud (hasta 1.238) ferviente antialmohade. A la muerte de Hud, se ofrece la ciudad al rey de Granada Muhamad I.

En 1.348 la peste negra asola Europa, siendo está la fecha en que Alcazaba y Castillo de Gibralfaro toman su forma definitiva. La ciudad dispone de varias puertas que permiten el paso a través del recinto amurallado, cuyos nombre siguen perdurando hoy: Puerta Oscura, Puerta del Mar...

Fernando el Católico arrebata la ciudad a los moros en 1487, pero no fue una tarea fácil, más de 15.000 guerreros africanos aguardaban acuartelados y bien armados en el Castillo de Gibralfaro. Entre las tropas conquistadoras de la ciudad se encontraba el poeta Garcilaso de la Vega.

La batalla tuvo tal dureza y la resistencia se alargó tanto que las represalias de los vencedores fue brutal. Sólo dejaron a 40 familias, los demás habitantes fueron deportados o vendidos como esclavos.

Entre 5.000 y 6.000 "cristianos" repoblaron la provincia (1.000 la capital). En un primer momento se levantaron cuatro parroquias en la capital: las iglesias del Sagrario -dedicada a San Pedro, fundada en 1488 y reconstruida en el siglo XVIII-, San Juan, Santiago y Santos Mártires -fundada en 1.490, renovada entre 1758 y 1777-.

Uno de los primeros conventos fue de los frailes franciscanos, actual Santuario de la Victoria.
Cuentan los escritos que estando acampado el rey Fernando esperando la toma de la ciudadse le apareción la Virgen que traía consigo un regalo del emperador Maximiliano de Austria, anunciándole la victoria sobre los musulmanes.
En este mismo lugar de acampada se levanta una capilla, actual Santuario de la Victoria, que más tarde, en 1518, se convertiría en convento franciscano.
A finales del siglo XVII el conde de Buenavista costeó la remodelación del convento al que añadió dos panteones, uno para el eterno descanso de su familia.

La Catedral se comienza en 1528 y en 1541 se paran las obras por algunos errores. En 1549 se trajo como nuevo maestro mayor a Diego de Vergara, que trabajó hasta su muerte, sucediéndoles su hijo, fallecido en 1598.
En 1588, cuando estaba la obra a medias, se inaugura la Catedral. Su sillería está considerada como una de las obras de arte más importantes de las templos españoles, obra de Pedro de Mena.

Durante la edad moderna Málaga tuvo gran importancia por su situación estratégica, cercana al estrecho de Gibraltar y al Norte de Africa, siendo el Puerto punto de abasto para las plazas africanas.

El sistema defensivo cristiano no fue cambiado, sino que se aprovechó el construido por los árabes.

De los siglos XVI al XVIII a pesar de las epidemias, terremotos, inundaciones, explosiones de molinos de pólvora y las levas de soldados (alistamientos forzosos) la población aumentó de 3.616 familias a 4.296.

Durante el siglo XVIII se da una gran expansión urbana por lo que la muralla defensiva que rodeaba la ciudad desaparece. Destacar que a finales de este siglo el 10 por ciento de la población era extranjera, signo del cosmopolitismo que siempre ha tenido esta ciudad abierta a propios y extraños.

La pesca ha sido desde siempre una actividad de mucha importancia -por desgracia hoy no- aunque la ganadería y la agricultura -basada en el trigo, la vid y el olivo- fue aumentando.

En 1585 Felipe II ordena un nuevo estudio del Puerto, construyéndose un nuevo dique en 1588, en la zona de levante, junto a La Coracha. En los dos siglos siguientes el Puerto se fue prolongando tanto a poniente como a levante.

El edificio de la Aduana comenzó a construirse en 1.791, y las obras no concluyeron hasta 1.842.

El más recordado de los obispos malagueños fue José de Molina Lario (1.776-1-783) gracias al cual consiguió con sus esfuerzos y sus aportaciones económicas la construcción del Camino de Antequera y el acueducto de San Telmo (que abastecía de agua a la ciudad).

Ya en la época contemporánea, la dominación francesa (invasión de las tropas napoleónicas) de Málaga duró dos años (enero 1810 hasta agosto 1812). Después de aprobar en Cádiz "La Pepa" o la Constitución de 1812, se constituye en Málaga el primer Ayuntamiento constitucional compuesto por dos alcaldes.

En 1.831 José María Torrijos parte de Gibraltar acompañado de 50 liberales con la intención de levantar a los malagueños en contra de Fernando VII, "El Deseado", que gobernó España tras la retirada francesa. En la plaza de La Merced hay un obelisco dedicado a estos defensores de la libertad en cuya cripta descansan sus restos.

Málaga fue cuna de varios levantamientos en el agitado siglo XIX en pro de un regímen más liberal. En 1835, muerto Fernando VII, se organiza una revuelta por la ineficia del gobierno del conde de Toreno. Un año después son asesinados en Málaga los gobernadores civil y militar. En 1843 comienza otra insurrección en la capital.

Tanta actividad "revolucionaria" le vale el título a la ciudad "siempre denodada" y la leyenda "la primera en el peligro de la libertad".

1862 es un año importante en la ciudad, dada la visita de la reina Isabel II y todo lo que conlleva este hecho.

Con la renuncia al trono de Amadeo de Saboya se proclama la Primera República Española el 11 de febrero de 1873. Se producen grandes disturbios y la Aduana es asaltada, quemándose numerosos expedientes y legajos completos.

El malagueño Antonio Cánovas del Castillo juega un papel fundamental en la instauración de la monarquía con Alfonso XII al frente. Destacar el periódico de esta época "El país de la Olla".

En 1877 visita Málaga Alfonso XII.

A partir de 1826 se produce un ague industrial en la ciudad, liderado por Manuel Agustín Heredia, dueño de varias fundiciones. Málaga se convierte en la primera productora de hierrro a nivel nacional durate décadas. En los 60 se crean barrios obreros como El Bulto o Huelin para albergar a los trabajadores cerca de las fábricas. A partir de 1880 la crisis hace cerrar las fundiciones malagueñas, uniéndose a esta desgracia la plaga de la filoxera.

En 1856 se crea el Banco de Málaga, con la capacidad de emitir billetes, pero en 1874 es absorvido por el recién creado Banco de España.

La Cámara de Comercio de Málaga fue creada en 1886, pero cuenta con los antecedentes de los consulados marítimos y terrestres.

En este siglo hubo tres exposiciones proviciales donde se mostraron productos de agriculturas e industriales, la más importante fue la de 1862, que visitó Isabel II.

De 1.860 a 1.865 se construyó el ferrocarril Málaga-Córdoba y es a finales de siglo cuando se pone en marcha el tranvía.

En 1891 se abre la calle Marqués de Larios, la más conocida de Málaga y arteria principal del Centro Histórico.

Debido a la penuria económica se piensa en explotar el turismo nacional y extranjero. A finales del siglo XIX se crea la "Sociedad Propagandística del Clima y Embellecimiento de Málaga".

El teatro Cervantes se construye en 1869, sobre las ruinas del teatro Príncipe Alonso, que fue acondicionado para representar obras en 1862 con motivo de la visita de Isabel II, ya que era donde se hallaba el circo.



Ver mapa más grande

Cadiz


Pinchar imagen

Provincia
de Cadiz











LA FUNDACIÓN DE GADIR

Cádiz, la ciudad más antigua del Mediterráneo occidental, fue fundada por los fenicios provenientes de Tiro, en la costa sirio-Palestina, que tuvieron que salir de su territorio debido a dos factores:

• La escasez de recursos económicos y de tierras, ya que vivían en una isla muy estrecha y rodeada de montañas.

• La presión económica que ejercía sobre ellos el rey de Siria, que los obligaba a pagar impuestos exagerados e injustos.


Los datos con los que hoy día disponemos datan la fundación de Cádiz entre los siglos XII y VIII. Según las fuentes literarias, Gadir fue fundada en el año 1104, 80 años después de la guerra de Troya. Pero esta información no está constatada por las fuentes arqueológicas, de las que no tenemos constancia antes del siglo VIII. Otro punto en contra de la fundación de Cádiz en fechas tan tempranas es que no fueron escritas por contemporáneos a la fundación, sino por griegos y romanos siglos más tarde, caso de Estrabón que escribió mucho sobre la situación geográfica de Cádiz, pero dicho personaje vivió en el siglo I a.c.

Cádiz fue elegida por los fenicios por su buen emplazamiento (tanto por vía marítima como fluvial para acceder al interior del país), sus numerosos recursos para la subsistencia, la fertilidad de sus tierras y por sus minas metalíferas, que permitía a los fenicios, comerciantes de tradición, comerciar con África y con el resto de la Península Ibérica. Además era un lugar muy fácil de defender por su situación isleña y por la muralla que la rodeaba. Aunque todavía no se han encontrado restos de dicha muralla, sabemos que debió existir porque los fenicios vivían en ciudades-estado, por supuesto amuralladas, y porque precisamente Gadir significa " Ciudad Amurallada ".

Las ciudades-estados eran ciudades independientes unas de otras política y económicamente, aunque existía cierta cooperación entre ellas, sobre todo para la defensa de pueblos invasores.

Gadir no fue la única ciudad que fundaron en la Península. Por toda la costa Mediterránea fundaron ciudades y controlaron el sur peninsular. Pero fue desde Gadir desde donde se controlaba todo el comercio con el Mediterráneo, con ciudades de África como Egipto, con el norte de la Península, y con ciudades fundadas por los griegos como Marsella o Ampurias. Muy importante es la relación comercial que Gadir mantuvo con Tartessos, pueblo poco conocido pero el que se sabe que fue muy rico



Ver mapa más grande

;;